Estilos de perforaciones

Piercing de cara

Piercing de oreja

Advertisements

“Inicios del piercing”

Piercing (anglicismo, gerundio del verbo to pierce: ‘agujerear’, ‘perforar’, ‘atravesar’),1 a veces adaptada al español como pirsin,2 es una práctica de perforar o cortar una parte del cuerpo humano, generalmente para insertar aretes o pendientes. Estas perforaciones son una forma de modificación corporal y reflejan tanto valores culturales, como religiosos y espirituales, y además parte de la moda, erotismo, inconformismo o identificación con una subcultura. En español, se conoce también como “perforación”

En la historia oriental tradicionalmente sólo se practicaba a las mujeres un único agujero en las orejas desde pequeñas para toda su vida; sin embargo, en otras culturas del mundo y en la cultura occidental en la actualidad y en épocas antiguas, también se perforan varias partes del cuerpo en ambos sexos.

Regularmente, suelen ser pequeños aros rematados con una esfera, metálicos o plásticos. Sin embargo los de mayor tamaño varían en forma y material.

Quien decide colocarse un pendiente debe prestarle cuidado y atención, al estar colocando un elemento ajeno al cuerpo y que podría reaccionar de manera negativa, por eso siempre ha de limpiarse muy bien y correctamente, no maltratarlo, tampoco excederse en las curaciones de la perforación y por supuesto no intentar intercambiar la pieza con otra persona como medida sanitaria de evitar infecciones e incluso transmisión de enfermedades. Sobre todo Hepatitis C considerada como más frecuente estadísticamente que el SIDA y causa de cáncer de hígado o hepacitocarnoma

220px-Body_art

“Empiezas y ya no puedes parar”

Como todos saben los piercings en los adolescentes son mas comunes significa un símbolo de rebeldía ante nuestros padres, profesores, amigos, con esto tu tratas de decir ya soy grande o simplemente lo haces por que en tu alrededor los tiene y tu los deseas estos son como un vicio aunque algunos no lo vean desde ese punto, cada vez quieres hacerte otro y otro, y no te fijas en el daño que te haces, en ese momento no piensas en el día de mañana, quiero decir que cuando los adolescentes con perforaciones se vuelvan adultos muchas personas los discriminarían no tendrían las mismas oportunidades que otras personas, sin embargo hacerte un piercings no es malo solo que ten cuidado y no te excedas siempre acuérdate de las consecuencias que existen…

PIERCINGS “Todo lo que debes saber”

  • Lo bueno de los piercings, es que no son para toda la vida como los tatuajes. Es decir, que si te cansas de verlo, te lo quitas y ya está. Lo que es para siempre es la cicatriz que queda, a veces imperceptible y otras más visibles. También te recuerdo, que agujerearse el cuerpo duele, por lo que piénsatelo con un poco de calma.
  • Una vez que te has decidido, debes ir a un centro experto en esta materia. No se te ocurra hacértelo tu mismo ni tus amigos. Se deben seguir unas pautas higiénicas y de seguridad y el personal debe estar capacitado para esta labor, porque lo que es un adorno puede convertirse en un problema.
  • Todo el material que se use debe ser, en general, estéril y de un solo uso. Tiene que estar envasado y sellado hasta su utilización. Cabe recordar que la pistola perforadora sólo debe usarse en las orejas, ya que no cuenta con una esterilización adecuada. Es muy importante que se sigan estas pautas higiénicas y de seguridad, ya que existe el riesgo de contagio de hepatitis, sífilis, tétanos y sida.
  • El material de los pendientes deben ser acero quirúrgico, titanio u oro de mínimo 14 quilates, para evitar al máximo alergias o que el propio cuerpo los rechace. Son caros pero merece la pena invertir en ellos. Por favor, no uséis nunca plata que propicia las infecciones.
  • Las autoridades sanitarias recomiendan que no se debe hacer una perforación si sufres cualquier tipo de enfermedad o infección como un mero catarro, ya que tu cuerpo cuenta con menos defensas. Espera a curarte del todo. Además si tienes acné, dermatitis, tendencia a tener verrugas, herpes o psoriasis los piercings no son una buena idea. Tampoco debes ponértelo si tomas anticoagulantes, sufres alteraciones sanguíneas o enfermedades cardiacas congénitas.

PIERCINGS “Todo lo que debes saber”

Existe muchos lugares en donde puedes hacerte uno, solo tienes que dejar volar tu imaginación pero ten mucho cuidado con el lugar que elijas porque puede ser muy peligroso ya que te puede ocasionar enfermedades como el sida, infecciones leves o hasta llegar al punto de amputar la parte de la perforación, también tienes que asegurarte de que el lugar donde se realiza la perforación sea seguro e higiénico:

  • Lo bueno de los piercings, es que no son para toda la vida como los tatuajes. Es decir, que si te cansas de verlo, te lo quitas y ya está. Lo que es para siempre es la cicatriz que queda, a veces imperceptible y otras más visibles. También te recuerdo, que agujerearse el cuerpo duele, por lo que piénsatelo con un poco de calma.
  • Una vez que te has decidido, debes ir a un centro experto en esta materia. No se te ocurra hacértelo tu mismo ni tus amigos. Se deben seguir unas pautas higiénicas y de seguridad y el personal debe estar capacitado para esta labor, porque lo que es un adorno puede convertirse en un problema.
  • Todo el material que se use debe ser, en general, estéril y de un solo uso. Tiene que estar envasado y sellado hasta su utilización. Cabe recordar que la pistola perforadora sólo debe usarse en las orejas, ya que no cuenta con una esterilización adecuada. Es muy importante que se sigan estas pautas higiénicas y de seguridad, ya que existe el riesgo de contagio de hepatitis, sífilis, tétanos y sida.
  • El material de los pendientes deben ser acero quirúrgico, titanio u oro de mínimo 14 quilates, para evitar al máximo alergias o que el propio cuerpo los rechace. Son caros pero merece la pena invertir en ellos. Por favor, no uséis nunca plata que propicia las infecciones.
  • Las autoridades sanitarias recomiendan que no se debe hacer una perforación si sufres cualquier tipo de enfermedad o infección como un mero catarro, ya que tu cuerpo cuenta con menos defensas. Espera a curarte del todo. Además si tienes acné, dermatitis, tendencia a tener verrugas, herpes o psoriasis los piercings no son una buena idea. Tampoco debes ponértelo si tomas anti coagulantes, sufres alteraciones sanguíneas o enfermedades cardíacas congénitas.